Las Xanas, un clásico que no debes perderte

El otro día decidí recorrerme una de las rutas más populares del centro de Asturias, la famosa Ruta de las Xanas. El nombre ya es interesante, pues se refiere a unos seres mitológicos de la cultura Asturiana. ¿Que son las Xanas? Bueno, creo que el propio cartel informativo de la ruta lo explica mucho mejor que yo, así que aquí os dejo el texto:

“Las Xanas son ninfas de agua de pequeña estatura que poseen una extraordinaria belleza y largos cabellos rubios. Habitan en cuevas, fuentes y riveras de los ríos. 

Este personaje de la mitología Asturiana sale la noche de San Juan para romper su encantamiento; bailando, lavando y tendiendo sus ropas. […] Posee grandes tesoros y paga con ellos a quienes le prestan algún servicio, haciendo ricas a las personas que la libren de su encantamiento”

Esa última frase me animó a ir en busca de alguna de estas Xanas, pero ya os adelanto que no he tenido suerte, así que de rico nada jaja.

Insta-2-6

Vistas al principio de la ruta. Al fondo, el pueblo de Villanueva.

Esta ruta empieza cerca del pueblo de Villanueva, en el concejo de Santo Adriano. Se trata de un recorrido corto, fácil y muy espectacular, pues caminaremos por un desfiladero con unas buenas vistas de la garganta creada por el río Viesques. En realidad este camino pretendía ser una carretera para conectar varios pueblos del concejo, pero el proyecto fracasó y se quedó en una senda peatonal que ahora podemos disfrutar nosotros. Ni tan mal!

A mi personalmente me gustó bastante, aunque se me hizo algo corta. Además fui por la tarde y eso ahora supone un pequeño problema, y es que en cuanto el sol desciende un poco todo el desfiladero está en sombra. El paisaje (y por lo tanto las fotos) siempre luce mejor cuando brilla el sol, así que al menos en esta época del año recomiendo hacer esta ruta por la mañana, cuando la luz cae desde arriba.

Insta-5-5

Senderistas de vuelta. El camino no es tan estrecho como parece!

Igualmente disfruté mucho del recorrido, que consiste en tres tramos bien diferenciados:

El primero es el más popular, un camino excavado en la pared de roca que serpentea a lo largo de la garganta. De vez en cuando se atraviesa algún túnel que nunca viene mal a la hora de hacer fotos interesantes, por aquello de crear un “marco” natural.

Por el camino me encontré con unos cuantos senderistas de regreso, algunos formando parte de grupos bastante numerosos. Esto en verano debe de ser una romería, pero supongo que es el precio de la popularidad.

Insta-3-6

El sendero es casi siempre lo bastante ancho como para que caminen dos personas una junto a la otra, solo hay que tener cuidado de no acercarse mucho al borde cuando queramos contemplar lo que tenemos debajo. Pero vamos, que no es peligroso. Hasta mi abuela podría hacerse esta ruta 😀

El segundo tramo nos lleva hasta el río, que es el responsable de la erosión que ha originado esta espectacular garganta. Aquí se dejan atrás el desfiladero y los barrancos y se atraviesa un frondoso y sombrío bosque de hayas. Si las Xanas existen, yo apuesto a que se esconden por esta  zona!

Aquí el otoño se hacía notar, así que me entretuve un poco haciendo algunas fotos de detalles estacionales. Recordad que, desde las grandes montañas hasta las pequeñas flores, todo es susceptible de ser fotografiado ;-). También nos encontraremos con las ruinas de un viejo molino, que no se conserva tan bien como los que os enseñé hace unos días en Bimenes.

Tras cruzar el puente de la foto y otro más pequeño, comienza el último tramo que nos lleva por terreno más abierto. Aquí, además de las montañas de alrededor, veremos la ermita de San Antonio, lo que quiere decir que ya queda poco para terminar. Un poco mas adelante esta el pequeño pueblo de Pedroveya que supone el punto final del camino.

En este pueblo había un restaurante llamado “Casa Generosa” (igual dan de comer gratis y yo no me enteré) que estaba muy animado. Para los que hagáis la ruta por la mañana, puede ser una buena opción para poneros las botas nada mas llegar al pueblo y emprender el camino de vuelta con energía.

Por cierto, mucho cuidado por aquí con tirar la basura al suelo, pues la multa es casi imposible de pagar! x_x

Multa de 10 000 pesetas

Vaya listos, a ver quien es el guapo que puede pagar esto XD

Por cierto, me he enterado de que no hay que volver necesariamente por el mismo camino. Podéis hacer una ruta circular pasando por el pueblo de Valdolayés, lo cual os llevará algo mas de tiempo pero por otra parte no tendréis que pasar dos veces por el mismo sitio, lo cual siempre es bueno.

Espero que hayáis disfrutado de este paseo por Las Xanas. Hasta la próxima!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

2 Almas viajeras

La magia de cumplir nuestros sueños juntos

Universos digitales

Experiencias y curiosidades por los universos virtuales y reales

Con alma

No importa las cosas que vendes, sino las historias que cuentas

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Nature Photography

Naturaleza y Fotografía

PHOTOGRALIA

By Lía Gómez Domínguez

A %d blogueros les gusta esto: